HIMNOS Y MARCHAS ARGENTINAS

 

HIMNO A SARMIENTO   Audio
HIMNO A SARMIENTO
 
Fue la lucha tu vida y tu elemento,
la fatiga, tu descanso y calma
la niñez, tu ilusión y tu contento,
la que al darle el saber le diste el alma.
 
Con la luz de tu ingenio iluminaste
la razón, en la noche de ignorancia.
Por ver grande a la Patria tu luchaste
con la espada, con la pluma y la palabra.
 
En su pecho, la niñez, de amor un templo
te ha levantado y en él sigues viviendo,
y al latir, su corazón va repitiendo:
¡Honor y gratitud al gran Sarmiento!
¡Honor y gratitud, y gratitud!
 
¡Gloria y loor! ¡ Honra sin par
para el grande entre los grandes,
Padre del aula, Sarmiento inmortal!
¡Gloria y loor! ¡Honra sin par!

COMPOSITOR:  CORRETJER, LEOPOLDO (Barcelona, 1862; Buenos Aires, 1941)

       Director coral y orquestal, fue a la vez un prolífico autor y compositor. En la Ciudad Condal ingresó al Real Conservatorio Isabel III, donde estudió composición e instrumentación con los maestros Sánchez-Gabagnach y Gabriel Balart, regresando con el grado de sobresaliente. En 1880 debutó como director de orquesta en el Teatro Principal con la ópera "Lucrecia Borgia". Fue un activo ayudante en los célebres coros de ese gran maestro catalán que fuera José Anselmo Clavé (1824; 1874).
En 1887 se estableció en Buenos Aires, y su experiencia y destreza para conducir grandes coros le valieron el cargo de profesor de música en la escuela Sarmiento. Luego de ello el Consejo Nacional de Educación lo nombró inspector de música. El 25-05-1910 condujo en la Plaza de los Dos Congresos un coro de treinta mil (30.000) voces que cantó el Himno Nacional. Sus cantos para coros escolares, inspirados muchas veces en el folklore argentino, tales como "El gaucho" y "El ombú", alcanzaron en su momento gran repercusión, conservando plena vigencia y frescura obras suyas en letra y música como "Himno a Sarmiento" ("Fue la lucha tu vida y tu elemento...") o como "Saludo a la Bandera" ("Salve, argentina bandera azul y blanca...). Sobre letra compuesta por el gran poeta argentino Rafael Obligado (1851; 1920), considerado entre los mejores representantes de la poesía gauchesca, dio a conocer "¡Viva la Patria!".
Compuso diversas obras para el sainete criollo, canciones populares y numerosos tangos, de los cuales se destacaron nítidamente "¡Apuntá pa' otro lao!...", "Argentino", "Don Viruta y Chicharrón", "El Afilador", "El Afortunao", "El Triunfador", "Entre prima y bordona", "Mate a medias", "Mate amargo", "Mi negra" y "Puro corte y firulete", editados por Francalanci, Roque Gaudiosi, Medina é Hijos y Casa Poggi, importantes firmas comerciales de entonces.