Himno Nacional Argentino: Letra completa

Audio

 

Primer Título (1813) : Marcha Patriótica

¡¡ Oid mortales el grito sagrado !!

Himno Nacional Argentino

Para canto y piano

Música del Maestro Blas Parera – Texto de Vicente López y Planes

Arreglado por D. Juan Pedro Esnaola (Año 1860)

Oid ¡mortales! el grito sagrado:
¡Libertad, Libertad, Libertad!
Oid el ruido de rotas cadenas:
Ved en trono a la noble Igualdad.
Se levanta la faz de la tierra
Una nueva y gloriosa Nación:
Coronada su sien de laureles
Y a sus plantas rendido un León

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar;
la grandeza se anida en sus pechos,
A su marcha todo hace temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor,
Lo que ve renovando a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

Pero sierras y muros se sienten
Retumbar con horrible fragor:
Todo el País se conturba por gritos
De venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel,
Su estandarte sangriento levantan
Provocando a la lid más cruel.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

¡No lo véis sobre Méjico y Quito
Arrojarse con saña tenaz,
Y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y la Paz!
¡No lo véis sobre el triste Caracas
Luto y llantos y muerte esparcir!
¡No lo véis devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir!

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

A vosotros se atreve ¡Argentinos!
El orgullo del vil invasor,
Vuestros campos ya pisa contando
Tantas glorias hollar vencedor.
Más los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener,
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

El valiente argentino a las armas
Corre ardiendo con brío y valor,
El clarín de la guerra cual trueno
En los campos del Sud resonó,
Buenos Aires se pone a la frente
De los pueblos de la ínclita Unión,
Y con brazos robustos desgarran
Al ibérico altivo León.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

San José, San Lorenzo, Suipacha,
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
La Colonia y las mismas murallas
Del tirano en la Banda Oriental;
Son letreros eternos que dicen:
Aquí el brazo argentino triunfó
Aquí el fiero opresor de la Patria
Su cerviz orgullosa dobló.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

La victoria al guerrero argentino
Con sus alas brillantes cubrió
Y azorado a su vista el tirano,
Con infamia a la fuga se dió;
Sus banderas, sus armas se rinden
Por trofeos a la Libertad,
Y sobre alas de gloria alza el pueblo
Trono digno a su gran majestad.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

Desde un polo hasta el otro resuena
De la fama el sonoro clarín,
Y de América el nombre enseñando,
Les repite: ¡Mortales! Oid:
¡Ya su trono dignísimo abrieron
Las provincias unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al Gran Pueblo Argentino Salud!

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.


Según el musicólogo argentino Carlos Vega, los antecedentes del himno nacional son dos canciones y dos himnos.

La primera canción data de 1810. El texto es de Esteban de Luca y la música de "un ciudadano", lo que indica que se ignora quién fue el autor, aún cuando se presupone que pudo haber sido Blas Parera.

La segunda canción pudo haber sido cantada en los festejos que se realizaron con anterioridad al 25 de mayo de 1812 en la Plaza Mayor. Los versos eran de Saturnino de la Rosa y la música de Blas Parera, pero hasta hoy "no han aparecido los versos ni la música de esta segunda canción".

El primer himno tiene texto de fray Cayetano Rodríguez y música de Blas Parera. En julio de 1812 el Triunvirato envío un oficio al Cabildo por el que le pide mande hacer un himno nacional. El Cabildo comisiona a tales efectos al regidor García, quien el 4 de agosto concurre con fray Cayetano Rodríguez, cuyos versos fueron aprobados por el Cabildo. Éste es el himno que pidió el Triunvirato y tramitó el Cabildo.

El segundo himno fue el definitivo, ya que el anterior, al que hemos hecho referencia, no satisfizo plenamente. Con fecha 6 de marzo de 1813 la Asamblea General Constituyente encomienda a Vicente López y Planes el texto de un nuevo himno.

Por lo tanto, el Himno Nacional fue escrito en 1813 por encargo de la Asamblea General Constituyente y sus versos pertenecen a Vicente López y Planes y la música a Blas Parera. La versión definitiva data de 1860. Se reconstruyó gracias a la memoria de Picasarri (cantante y presbítero) y los conocimientos musicales de Juan Pedro Esnaola, pues el original de Blas Parera se perdió.

Un decreto del Poder Ejecutivo de fecha 25 de septiembre de 1928 oficializó dicha versión, que es la que se canta en la actualidad.

Se cantan: los primeros cuatro versos de la primera estrofa y los últimos cuatro versos de la novena estrofa más el Coro "Sean eternos los laureles".

Audio: Himno Nacional Argentino completo - Versión Histórica de 1860 (Reconstrucción de Juan Pedro Esnaola) por el Coro de Alumnas del Instituto Santa María del Rosario, Año 2011

Audio: Primera Canción Patriótica de 1810 reconstruída. Grabado en 2008 Sala de los Representantes de la Manzana de las Luces. Sopranos: Verónica Dalmasso - Eugenia Salomón, Pianoforte: Norberto Broggini (Argentina-Suiza).

 

SEGUNDA RECONSTRUCCIÓN DE LA VERSIÓN ORIGINAL: AÑO 2008. EXPLICACIÓN DE LA FUENTE

El Himno Nacional Argentino de Blas Parera con Letra de Vicente López y Planes, encargado por la Asamblea de 1813, se ejecuta en público por primera vez el Viernes 28 de Mayo de 1813 en el Teatro Coliseo.

Para esta grabación realizada en Agosto de 2008, la FUENTE MÁS ANTIGUA que se utilizó (copia),  leyendo el pianista directamente de esta copia para esta Conferencia - Concierto, es el MANUSCRITO DE LUCA que está en el Museo Histórico Nacional. Se trata de una  copia entregada directamente por Blas Parera, según la hijas de De Luca.  El manuscrito original de Parera se perdió; en esta copia aparece únicamente la parte de pianoforte. Las partes vocales, que se escribían en la época por separado al igual que las partes instrumentales, también están perdidas, pero se reconstruyeron según la mano derecha del piano, que en gran medida dobla las voces, y el texto de estas partes vocales se tomó de la Antología publicada en París en 1824, “La Lira Argentina”.

Otra fuente de época es el Manuscrito de Carlos Seguía, amigo personal de Esnaola. La portada de este manuscrito del Himno dice: “ Himno Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Música del Maestro Blas Parera. Es copia del autor”. El contenido musical es idéntico al Manuscrito de De Luca, incluso el copista dejó, luego de la introducción, el pentagrama de las voces libre, ya que nunca fueron copiadas.

Entonces se deduce que fue copiado del Manuscrito de De Luca, o ambos copiados de una fuente común hoy perdida. Es la reconstrucción más “primitiva” que se ha logrado del Himno Nacional de 1813.

Audio: Versión Histórica de Himno Nacional Argentino original completo de 1830 según Reconstrucción basada en Manuscrito De Luca. Grabado en 2008 Sala de los Representantes de la Manzana de las Luces. Sopranos: Verónica Dalmasso - Eugenia Salomón, Pianoforte: Norberto Broggini (Argentina-Suiza).